Educación, futuro o esclavitud para el futuro de un país

Jamás conocí un país con tantas posibilidades y con una visión tan clara como Paraguay, no hay reunión en la que participe en la que no vea las ganas de avance, progreso y construcción que existe en este país.  No hay autoridad con la que me reúna que no tenga clara las ventajas que proporcionan las tecnologías al futuro de este país y como el software libre y la interoperabilidad suponen un salto cualitativo en ese objetivo común de país que es la visión 2020, colocar a Paraguay en el centro de la industria TIC de la Región:

Realizar una sociedad del conocimiento de manera a transformar al país en centro de las TICs en América del Sur. Paraguay Digital significa proveer de manera equitativa oportunidades a todas y todos los miembros de la sociedad, a través del establecimiento de una Infraestructura de TICs y del desarrollo de los Recursos Humanos, al mismo tiempo ser un país confiable y transparente, con la provisión de servicios digitales de calidad, creando así, condiciones para un desarrollo económico sustentable y sostenible.

En Paraguay sus dirigentes tienen la oportunidad de sacar a su país de su letargo, gestionando de forma honesta sus recursos, ocupando el puesto que les corresponde, y no olvidando que las administraciones públicas no existen para desarrollar software o programas, sino para gestionar de forma eficiente y prestar servicios públicos.  Y su ciudadanía tiene la obligación de exigir que se cumpla esto, convirtiéndose en una fuerza crítica, reivindicativa, exigente y motora del cambio al que debe subirse Paraguay.

Y no es una cuestión económica, no se trata solo de ahorrar  50 millones  de euro en educación, se trata de cambiar el actual statu quo, se trata de acortar las diferencias sociales, se trata de apostar por un cambio generacional y estructural. Por eso, no hace mucho escribía con mucha admiración: Paraguay nos muestra el camino para no recortar en Salud ni Educación: “…la meta es tener soberanía tecnológica, que el Estado sea quien decida los programas que se utilizan y cómo se utilizan. El Estado se debe al bienestar de sus ciudadanos”

Aunque hay un pero importante, tanto los responsables políticos, como con las diferentes empresas con las que me he reunido, coinciden en un grave problema, falta mano de obra cualificada, faltan profesionales TIC que puedan proporcionar los servicios que se demandan, no los futuros, sino los actuales. Por eso, hay una enorme preocupación, tanto en el sector público como privado por lograr encontrar profesionales formados, así como porque se incremente el número de profesionales capacitados, sin los cuales ni los proyectos de futuro ni la industria podrán crecer.  De ahí, que resulte vital involucrar a todo el sistema educativo, desde sus niveles más básicos hasta la universidad:

¿De qué sirve una estrategia de independencia, progreso y soberanía tecnológica si luego dependes de multinacionales y profesionales extranjeros? ¿Cómo crear, o mejor dicho, para qué crear una industria local si debes importar profesionales y tus trabajadores deben abandonar tu país por falta de oportunidades?

Y aunque modernizar la educación es una importante herramienta, introducir tecnologías en la educación no debe ser el objetivo, sino una herramienta para lograr el principal fin, una sociedad más capacitada, formada y con mayores oportunidades que sumen en la construcción de la Sociedad del Conocimiento.  Dicho de otra manera, la escuela TIC no es el objetivo, y por mucho que multinacionales norteamericanas intenten robarnos nuestras futuras generaciones, es la libertad la principal premisa de la educación, el derecho de elegir, la oportunidad para los estudiantes que supone tener una nueva herramienta de trabajo como es la computadora:La fuerza de la Libertad en la Escuela 2.0. Cuando en España se planteó dar un laptop a cada escolar fui muy crítico, porque podía ser la oportunidad para que nuestros escolares se encontraran en su ámbito natural digital o para convertirlos en adictos de ciertas herramientas de una determinada empresa.  ¿Acaso es tan complicado entender que no es lo mismo enseñar en libertad a hacerlo en productos y marcas?: El gobierno planea dar portátiles en primaria ¿Avance o retroceso?

Por eso, se me hace muy difícil entender como el Ministerio de Educación sigue fomentando la industria extranjera en detrimento de la local, como sigue fomentando la educación en herramientas de una empresa en lugar de formar en conceptos y conocimiento, como sigue más preocupada de que las computadoras traigan windows o doble booteo a venir con herramientas libres, como no se preocupan de los contenidos en lugar de la parte técnica, …

¿Está el Ministerio de Educación del Paraguay a sueldo de la Multinacional? El software privativo solo genera adictos, personas dependientes, y el software se convierte en una dependencia. El software libre por el contrario crea ciudadanía independiente, formada, con mayores oportunidades por crecer tanto profesional como humanamente.  Solo hay que ver el siguiente cuadro: (Educación = Software Libre) vs (Dependencia = Software Privativo) .

Sigo intentando documentarme y recopilar más información de todo lo que he escuchado y visto en estos días, pero.. si de verdad el Ministerio de Educación de Paraguay está nadando contracorriente, ya no sólo contra su propio país, sino contra la mayoría de los planes educativos del resto de países.  Y por eso, si se confirma, solo me queda una explicación: o son unos ineptos o unos corruptos, y no sé que es peor.

ramonramon.org